sábado, 18 de abril de 2009

Argentina: 33º Aniversario del Golpe de Estado

Me parece importante una reflexión sobre las dictaduras que violaron DDHH, en particular la sufrida por la Argentina. Transcribo una declaración del Foro Latino Americano de Políticas Educativas

Ayer, 24 de marzo, se cumplieron 33 años del golpe de Estado argentino de 1976. Miles de personas conmemoraron este aniversario en una marcha masiva que repudió la dictadura y reclamó la aceleración de los juicios contra los genocidas y la aparición con vida de Julio López, testigo del juicio contra el represor Miguel Etchecolatz y desaparecido desde 2006.

Hace ocho años las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, que permitían el estancamiento de los juicios, fueron declaradas inconstitucionales. Luego el Congreso Nacional anuló ambas normas en 2003 y la Corte Suprema ratificó este camino en 2005. Si bien estos hechos implicaron importantes avances, hoy varios desafíos quedan pendientes.


A seis años de que se reabrieran los juicios sólo hay 44 condenas. 526 genocidas esperan el juicio oral, pero por la lentitud de los procesos 192 autores de crímenes de lesa humanidad ya murieron y otros 47 continúan prófugos. Todos los poderes del Estado tienen hoy la responsabilidad de acelerar los procesos y terminar con las consecuencias de los indultos.


Pero además del reclamo por los juicios, este aniversario nos invita a reflexionar sobre la destrucción del tejido social que el terrorismo de Estado permitió -políticas neoliberales mediante- y que aún persiste en nuestras sociedades. Tal como señalaron distintos organismos de derechos humanos, mientras siga habiendo desocupación, marginación, violencia urbana y desigualdades sociales, no habrá un cumplimiento pleno de los derechos fundamentales.


Es por eso que desde el Foro Latinoamericano de Políticas Educativas (FLAPE), creemos importante en esta fecha fortalecer el reclamo por una ciudadanía integral y democrática, en donde primen la igualdad social y el acceso a los derechos básicos como la educación. El ayer y el hoy no son instancias separadas y deben por eso fortalecer juntas la resistencia y las luchas de los pueblos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis blogs

Google+