jueves, 25 de febrero de 2010

LA DESERCIÓN ESCOLAR NO TIENE UNA SOLUCIÓN SIMPLE

En Argentina se implementó una asignación universal por hijo, que para efectivizarse, este debe concurrir a la escuela. Más allá de lo necesario e importancia de la medida, no puede ser presentada como una solución al problema de la Deserción Escolar, aunque en la realidad, más que un remedio parece ser un analgésico ¿Basta una simple asignación monetaria para solucionar el problema de la deserción escolar? ¿La efectiva escolarización es un problema de "ingeniería de planes gubernamentales"? ¿O más bien es el fruto de cambios en la estructura del poder social?

Acompaño un reportaje a la Ministro de Educación de la Provincia de Santa Fe, publicado por Crítica Digital de Buenos Aires, donde expresa su opinión al respecto


Críticas en Santa Fe a la asignación por hijo

La ministra de Educación cree que el plan no garantiza la escolaridad. "No hay hábito de continuidad, es una cuestión cultural muy compleja", advirtió.


Para Elida Rasino, ministra de Educación de Santa Fe, con el plan social no alcanza. "Hay una cuestión cultural, de falta de hábitos y de problemas para permanecer y adaptarse a las reglas", sostuvo.


La ministra de Educación de Santa Fe, Élida Rasino, salió al cruce del vaticinio que irradia el gobierno nacional acerca de un incremento de la escolaridad a partir de la implementación de la asignación universal por hijo que exige la asistencia de los niños y adolescentes beneficiarios a un establecimiento educativo.

"Suponemos que habrá una mayor demanda, pero no podemos evaluar en qué medida se va a incrementar la matrícula. La desescolarización de nuestros niños e produce a una cierta edad en la que la reinserción es bastante dificultosa", analizó la titular provincial de Educación. En dos palabras, para la funcionaria, lo difícil no es atraer a los chicos al sistema escolar, sino retenerlos de manera sostenida y permanente.

"Hay una cuestión cultural, de falta de hábitos y de problemas para permanecer y adaptarse a las reglas" en sectores de la población a los que el plan de asignación universal apunta, según la opinión de Rasino.

Rasino advirtió, en declaraciones vertidas este martes a LT 10, de Santa Fe, que la demanda en la inscripción escolar experimentará algún incremento debido a que eso –el certificado de escolaridad– es uno de los requisitos para que las familias anotadas en el plan social perciban el subsidio. Pero subrayó que allí no se acaba el problema de la deserción escolar.

"No tenemos niños desescolarizados en gran número en el nivel inicial o en primaria, aparecen sobre la reiteración de primero o segundo grado, por lo cual los niños se desescolarizan a partir de los 8, 9 ó 10 años, y muchos de ellos tienen muchos años sin asistir. Es un núcleo muy duro, pero que implica estrategias múltiples y estrategias puentes para lograr una inserción real y sostenida", distinguió la ministra. Por lo tanto, recalcó: "No se puede suponer que con una asignación monetaria va a ocurrir la escolarización".

Rasino reveló, además, que el Ministerio trabaja sobre un sistema para que esa cartera o las escuelas informen a la Ansés sobre los matriculados. "De esa manera, creemos que podríamos evitar posibles situaciones de tensión y no habría certificado de por medio", anticipó.


http://www.criticadigital.com.ar/index.php?secc=nota&nid=36223


 


 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis blogs

Google+