sábado, 2 de octubre de 2010

Gramsci Intelectuales y Educación

Intelectuales tradicionales: Intelignetsia como una clase aparte de la sociedad.
Intelectuales orgánicos: Grupos de pensadores producidos por cada clase social.
Educación capaz de desarrollar Intelectuales Obreros.
Si es verdad que la historia universal es una cadena de los esfuerzos que ha hecho el hombre por liberarse de los prejuicios y de las idolatrías, no se comprende porque el proletariado, que quiere añadir otro eslabón a esa cadena, no ha de saber cómo, por qué y por quién ha sido precedido, y que provecho puede conseguir de ese saber.
La única filosofía es la historia en acto, o sea la vida misma.
El concepto de hegemonía significa que el poder de las clases dominantes sobre el proletariado y todas las clases sometidas en el modo de producción capitalista, no está dado simplemente por el control de los aparatos represivos del Estado. Dicho poder está dado fundamentalmente por la hegemonía cultural que las clases dominantes logran ejercer sobre las clases sometidas, a través del control del sistema educativo, de las instituciones religiosas y de los medios de comunicación.
En el pensamiento de Gramsci economía, política-cultura y guerra son tres momentos internos de una misma totalidad social, Son grados y niveles diversos de una misma relación de poder que puede resolverse tanto en un sentido reaccionario o en sentido progresivo, mediante una revolución.
Según Gramsci, el Estado no debe ser entendido en el sentido estrecho de gobierno. Gramsci más bien lo divide entre la Sociedad Política, que es la arena de las instituciones políticas y el control legal constitucional, y la Sociedad Civil, que se ve comúnmente como una esfera privada o no estatal, y que incluye la economía. La primera es el ámbito de fuerza y el segundo el de consentimiento.



La Revolución Pasiva es para Gramsci una Revolución restauración, o sea una transformación desde arriba por la cual, los poderosos modifican lentamente las relaciones de fuerza para neutralizar a sus enemigos de abajo.
Mediante la revolución pasiva los segmentos políticamente hegemónicos de la clase dominante y dirigente, intentan “meterse en el bolsillo” a sus adversarios y opositores políticos, incorporando parte de sus reclamos, pero despojados de todo peligro revolucionario.
Gramsci afirmó por un lado, que todos los hombres son intelectuales, en tanto que todos tenemos facultades intelectuales y racionales. También distinguía entre la inteligentsia tradicional, que se ve a sí misma erróneamente como una clase aparte de la sociedad, y grupos de pensadores que cada clase social produce “orgánicamente” de sus propias filas. Dichos intelectuales “orgánicos” no se limitan a describir la vida social de acuerdo a reglas científicas, sino más bien expresan, mediante el lenguaje de la cultura, las experiencias y el sentir que las masas no pueden articular por si mismas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis blogs

Google+