viernes, 5 de julio de 2013

¿Qué significa la enseñanza, desde el punto de vista de una teoría crítica?

Todo organismo vivo genera mecanismos de conservación, y nuestra sociedad no es una excepción. Esos instrumentos deben mantener la estratificación vigente, naturalizarla y, de ser posible, ocultarla. La escuela cumple esta función, y es denunciada por las teorías pedagógicas críticas. Para estas corrientes ¿Cómo debe ser la enseñanza? ¿Cuáles deben ser sus principios orientadores?  


Desde la teoría crítica, la enseñanza es:
• Una opción ético-política que exige un pensamiento crítico comprometido con la autonomía, la libertad y la transformación permanente del sujeto y las estructuras sociales.

• Una acción histórica de carácter contextual que propugna por un maestro crítico-reflexivo-argumentativo con un pensar y actuar filosófico/investigativo que permita vincular el hecho educativo con las dinámicas políticas, económicas, sociales y culturales de los contextos, tanto locales como globales.

• Una práctica pedagógica no positivista, ni aislada de los movimientos de la historia. Desde este punto de vista, la enseñanza exige, en primera instancia, un pensamiento filosófico en el maestro y la generación de este en sus estudiantes, de forma que este direccione los procesos de construcción y cualificación de conocimiento en el aula, asumida como parte de la totalidad estructural del sistema educativo y de los procesos formativos del ser humano que están insertas en un devenir histórico pero, al tiempo deben ser constructoras de historia.

• Un pensamiento y una actitud investigativos encaminados a potenciar al sujeto educativo como sujeto histórico e historizante, a cumplir el propósito de enriquecer y transformar la educación; sus prácticas y entendimientos concretos y a establecer y vivir análisis críticos de las prácticas, comprensiones y valores educativos de las personas que se encuentran en el proceso, como también de las estructuras sociales e institucionales que definen el marco de actuación de dichas personas.

• Tener como punto de partida los problemas de la vida cotidiana.
Formular una teoría crítica de la educación a partir de los análisis sobre el quehacer, saber educativo y sobre las condiciones del mundo de la vida (contexto), en el cual se desenvuelve la actividad educativa.


Extraído de:
Actitud y pensamiento crítico.
La problematización de los contextos en la construcción del conocimiento*
Luis Ernesto Vásquez Alape
Universidad de La Salle, Bogotá, Colombia

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis blogs

Google+